Los incendios, las sequías, las lluvias torrenciales y las inundaciones devastadoras muestran, según expertos, los impactos que el cambio climático ya está teniendo a lo largo y ancho del planeta. No todos los países enfrentan los mismos riesgos ni están igual de preparados frente a la crisis climática. Un índice elaborado por la Universidad de Notre Dame permite visualizar cuáles se encuentran mejor y peor posicionados.

Pese a que los eventos meteorológicos extremos más recientes azotaron con fuerza a países desarrollados, dejando cientos de muertos y demostrando que los efectos del cambio climático también se sienten allí, en términos generales los países más ricos están mejor posicionados frente al cambio climático, mientras que aquellos con peores perspectivas son, sin excepciones, países con ingresos bajos. A los científicos les preocupa la rapidez con que la crisis climática amplificó los eventos meteorológicos extremos.

Noruega, a la cabeza del ranking
Noruega encabeza el ranking del índice de países ND-GAIN, que analiza la vulnerabilidad y el grado de preparación frente al cambio climático de 182 países. Le siguen Nueva Zelandia, Finlandia, Suiza y Suecia. Completan la lista de los 10 mejores posicionados Austria y Dinamarca, que comparten el sexto puesto, Islandia y Singapur, que comparten el octavo, y Alemania. De los 10, ocho son de Europa y se destaca la región de los países nórdicos. Todos los países que encabezan el ranking tienen ingresos altos. Estados Unidos, mientras tanto, está ubicado en el puesto 19.

El extremo contrario está dominado por países africanos, salvo un caso. El peor posicionado en el ranking es Chad y le siguen República Centroafricana, Eritrea, Guinea-Bisáu y República Democrática del Congo. Sudán y Níger, que tienen la misma posición, Afganistán, Somalia y Liberia cierran el final de la lista. Todos tienen ingresos bajos. La mayor cantidad de países peor posicionados en este ranking se encuentra en África, seguido de Medio Oriente y partes de Asia. En el otro extremo, Europa, América del Norte y Oceanía cuenta con los mejores resultados.

Una ciudad nigeriana podría desaparecer en este siglo. El índice se construye tomando en cuenta dos dimensiones: la vulnerabilidad y la preparación de los países. La vulnerabilidad busca medir la exposición, sensibilidad y capacidad de adaptación de un país al cambio climático considerando seis sectores que son clave para la vida: la alimentación, el agua, la salud, los servicios de los ecosistemas, el hábitat humano e infraestructura.

Por otro lado, el índice toma en cuenta la preparación de los países con base en tres dimensiones: económica, de gobernanza y social. El objetivo es medir la capacidad que tiene una nación para «aprovechar las inversiones y convertirlas en acciones de adaptación».

¿Qué países están mejor y peor posicionados en Latinoamérica frente al cambio climático?
Chile es el país con mejor puntuación de América Latina: está en el puesto número 28 del ranking. Le siguen, dentro de la región, Uruguay (puesto 58) y Costa Rica (puesto 60). Los peores posicionados son Haití (puesto 168), Venezuela (138) y Honduras (136). Venezuela, de hecho, es uno de los tres peores calificados en el ranking mundial en lo que respecta a la preparación frente al cambio climático. En toda la región los países tienen peores resultados en lo que respecta a la preparación (es decir, en la capacidad de generar acciones de adaptación) que en los riesgos en sí mismos.

Vínculo entre cambio climático y contaminación tóxica
Un estudio publicado días atrás por investigadores de la Universidad de Notre Dame y Princeton concluye, además, que existe una «relación fuerte y significativa desde el punto de vista estadístico» entre el riesgo frente al cambio climático y la contaminación tóxica. La investigación evaluó el riesgo de emisiones tóxicas, como la materia particulada, y no tóxicas, por ejemplo los gases de efecto invernadero, y encontró que los países que presentan más riesgo frente al cambio climático son, en general, los que también tienen más riesgo de contaminación tóxica. Además hay un vínculo entre riesgo y cantidad de población: «La tercera parte de países con mayor riesgo de contaminación tóxica e impactos climáticos representa más de dos tercios de la población mundial, lo que subraya la magnitud del problema y la distribución desigual del riesgo ambiental», dicen los investigadores en el estudio que se publicó en PLOS ONE.

FUENTE: CNN