En 1993, la profesora de biología de la Universidad de Stanford, Deborah Gordon, y su primera estudiante de posgrado, Katy Human, comenzaron una investigación de las hormigas en la Reserva Biológica Jasper Ridge de Stanford . Casi 30 años después, decenas de voluntarios más tarde, la pesquisa continúa, y ha arrojado un resultado sorprendente.

“Cuando comencé mi tesis, parecía como si las hormigas argentinas estuvieran marchando por la reserva, sacando a las nativas del camino”, dijo Nate Sanders, uno de los ex estudiantes de posgrado que dirigió la investigación a finales de los 90 y ahora es profesor de ecología y biología evolutiva en la Universidad de Michigan. «Ahora, con 20 años adicionales vemos que la historia es más compleja».

Esos datos adicionales, han revelado que la distribución de hormigas argentinas en Jasper Ridge en realidad ha retrocedido, y un análisis adicional sugirió que el cambio climático fue un factor significativo en ese comportamiento. Los investigadores también encontraron que, durante el período de la investigación, la diversidad general de hormigas nativas fue en aumento.

“Para mantener esta tesis en marcha, necesitamos más de cien participantes a lo largo de los años”, dijo Lisa Couper, «Los conjuntos de datos ecológicos a largo plazo son realmente raros y, hasta donde sabemos, este es uno de los estudios más prolongados de una invasión biológica en curso».

Prenolepis imparis (Winter Ant). Prenolepis is a strong competitor to the invasive Argentine Ant. As their common name implies, they can remain active in cold weather, when Argentines tend to go indoors. They can coesist with and even fight the Argentines. [p 32] Shining in the sun. Near the northwest edge of Jasper Ridge, ant survey points HS.
Los ‘motores y agitadores’ de la ecología

Centrarse en los insectos, a diferencia de temas más grandes como aves o mamíferos, permite a los investigadores explorar los mecanismos vitales de los ecosistemas a pequeña escala. Las hormigas, en particular, ofrecen información sobre aspectos del mundo natural debido a los muchos roles que desempeñan en sus entornos.

“Durante muchos años me he referido a las hormigas como motores y agitadores de la ecología”, dijo Sanders, quien es coautor del artículo. «Así que casi cualquier cosa que puedas pensar que hace un organismo en la naturaleza, las hormigas lo hacen y lo han estado haciendo durante millones de años».

Las muchas tareas que realizan las hormigas incluyen alterar el flujo de nutrientes y ecosistemas, polinizar, dispersar semillas, entablar relaciones mutuamente beneficiosas con otros organismos y actuar como depredadores. Por lo tanto, cualquier alteración de las poblaciones de hormigas puede tener un efecto generalizado.

«Una comunidad rica de hormigas, con muchos tipos diferentes coexistiendo, funcionará de manera diferente a una comunidad dominada por una sola especie», dijo la coautora del artículo Nicole Heller.

 

Emocionante confirmación

Entre los hallazgos de la investigación: e

Preparing for a day at Jasper Ridge. 9/15/2012, 8:35 am. Photo by Dan Quinn, Jasper Ridge Docent.

l área ocupada por hormigas argentinas se redujo en un 30 por ciento y un 27 por ciento de 1994 a 2020 en las encuestas de otoño y primavera, respectivamente. Pero la distribución de las hormigas de invierno, una especie nativa, se expandió en un 70 por ciento durante este período de tiempo en los censos de primavera. Las distribuciones de otras dos especies de hormigas nativas disminuyeron durante los 28 años en al menos una temporada, y otras dos se mantuvieron igual.

Para comprender mejor por qué estaban cambiando las distribuciones de especies, los investigadores analizaron los datos de la encuesta utilizando un modelo de ecuación estructural, que es un método para evaluar los efectos directos e indirectos de diferentes factores ambientales. Por ejemplo, pudieron observar cómo el clima afecta directamente la distribución de las hormigas argentinas y cómo afecta directamente la distribución de las hormigas nativas y también cómo el clima afecta indirectamente a las hormigas argentinas a través de su efecto sobre las hormigas nativas.

“Creo que el modelado de ecuaciones estructurales puede ser especialmente útil en ecología porque le permite incorporar conocimientos expertos sobre un sistema en la forma en que establece las relaciones”, dijo Couper.

La distribución reducida de las hormigas argentinas siguió a una sequía extrema que ocurrió de 2012 a 2015 y el análisis de los investigadores determinó que la reducción estaba directamente relacionada con el cambio climático, específicamente, los cambios en las precipitaciones y en las temperaturas máximas de verano. También encontraron alguna evidencia de cómo el clima afecta indirectamente a las hormigas argentinas a través de sus efectos sobre las hormigas nativas.

 

Fuente: Universidad de Stanford