Tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo, alcanzar los objetivos de energía renovable depende de las centrales eléctricas híbridas con almacenamiento en baterías. La firma Green Power está a la cabeza en este campo, especialmente en el estado de Texas.

El año pasado el gobierno de Joe Biden se comprometió a que el sector energético en Estados Unidos estuviera completamente libre de carbono para el año 2035. Se trata de un objetivo ambicioso, ya que en el 2020 solo el 20% de la generación eléctrica del país provino de fuentes renovables. Para Paolo Romanacci, director de Enel Green Power Norteamérica, el objetivo de 2035 es factible, aunque requiere de una condición: “Abordar cuanto antes el elefante en la habitación que supone el almacenamiento de energía”.

Un artículo publicado recientemente en el que se observa que Estados Unidos “necesita más generación de electricidad, diversificar los recursos y contar con más servicios confiables. Los proyectos híbridos de energía renovable con un sistema de almacenamiento proporcionan las tres cosas”.

“Las plantas renovables híbridas son un paso crucial hacia una economía impulsada por una electricidad 100% limpia”, expresó Paolo Romanacci, director de EGP Norteamérica

Resiliencia de la red
La solución híbrida de energía renovable con sistemas de almacenamiento es altamente efectiva para hacer que la red eléctrica sea más confiable y, por lo tanto, que esté menos a merced de los eventos climáticos intensos. Los sistemas de almacenamiento de energía en baterías (BESS, por sus siglas en inglés) utilizan baterías de iones de litio y, como señala Felice Montanari, responsable de Operaciones y Mantenimiento (O&M) BESS-Hidrógeno-eBOP de EGP, son cada vez más competitivos. Desde 2010 sus precios han bajado un 90%, mientras que su densidad energética ha aumentado un 50%. Para Romanacci, esto es solo el comienzo. Sostiene que las baterías de iones de litio son una opción excelente a la hora de lidiar con los picos de demanda en el corto plazo, ya que son capaces de satisfacer la demanda total de dos a ocho horas. Si bien también señala que “contamos con la tecnología necesaria para una duración de 8 a 10 horas, aunque esto no se da en el mercado ya que es el típico caso en el que la innovación tecnológica avanza más rápido que la reforma regulatoria. Los mercados energéticos no están diseñados para aprovechar plenamente la tecnología de almacenamiento que existe actualmente”.

Texas, el Estado de la estrella solitaria
Cuando se trata de plantas híbridas, EGP lidera el camino en Estados Unidos. El objetivo es el de sumar 6,5 GW en renovables y 1,4 GW de capacidad de almacenamiento en el país para fines del 2024. Está especialmente activa en Texas, y el lugar de honor lo ocupa el parque Lily solar + almacenamiento, en el área de Kaufman, cerca de la ciudad de Dallas. Se trata de una instalación fotovoltaica de 181 MWdc combinada con 55 MWdc de batería. Cuenta con 421.400 paneles fotovoltaicos y producirá 367 GWh de electricidad al año cuando esté plenamente operativa, evitando la emisión a la atmósfera de 242.000 toneladas de dióxido de carbono.

Otros Cinco Parques Híbridos están también en fase de construcción solo en el Estado de Texas, conocido como el de la estrella solitaria. La estrella en cuestión podría ser el sol, pero los parques no son solo solares: también hay parques eólicos. Hablamos de Azure Sky solar + almacenamiento (en el condado de Haskell), Azure Sky eólico + almacenamiento (en el condado de Throckmorton), Roseland solar + almacenamiento (en el condado de Falls), Blu Jay solar + almacenamiento (en el condado de Grimes) y Ranchland eólico + almacenamiento (en los condados de Callahan y Eastland). Al mismo tiempo, el parque eólico High Lonesome y el parque solar Roadrunner (ambos en el condado de Upton, en el oeste de Texas) están siendo integrados con sistemas de almacenamiento en baterías, cada uno con una capacidad de 57 MW. –

El panorama completo
Los planes de almacenamiento de EGP no se limitan a las baterías de litio. El departamento de innovación de Enel Green Power está trabajando junto a la empresa suiza Energy Vault en un sistema simple pero revolucionario y sobre todo circular, que consiste en tomar palas de aerogeneradores que están fuera de servicio y convertirlas en bloques de material de 35 toneladas. Usando el mismo principio que las centrales hidroeléctricas, estos bloques se elevan cuando hay un exceso de energía y descienden cuando se requiere electricidad adicional. Esto es generado por la fuerza de gravedad.

“Como proveedor de energía limpia líder en el mundo, Enel ya está generando impacto a gran escala y estamos felices de trabajar juntos para ayudar a que sus soluciones energéticas continúen teniendo un impacto positivo en términos de costes competitivos, sostenibilidad y oportunidades laborales relacionadas con toda la cadena de suministro”, afirmó Marco Terruzzin, director de productos de Energy Vault.

Esto se suma al trabajo que EGP y el Grupo Enel están realizando de la mano de Form Energy (una startup que surgió del MIT, Instituto Tecnológico de Massachusetts), para analizar modelos de negocios disruptivos que pueden ser habilitados por el almacenamiento en baterías por varios días que está desarrollando la empresa emergente. Todos estos proyectos forman parte de un panorama más amplio, que resume mejor el CEO de EGP, Salvatore Bernabei, así: “En el futuro cercano, impulsaremos nuestro crecimiento sostenible, en línea con la visión del Grupo Enel, que ha trazado un objetivo de capacidad renovable total, incluyendo las baterías, de 154 GW para 2030 para abastecer a todo el mundo.”

Néstor Vidal, investigador de Ciencias y Nuevas Tecnologías para Bariloche2000