Las fuertes lluvias que por estos días azotan el noreste de Brasil han dejado al menos 20 muertos y 2 desaparecidos, además de más de 35.000 damnificados, solo en el estado de Bahía.

El Gobierno de Bahía, con datos de la Superintendencia de Protección y la Defensa Civil local, indicó que más de 35.000 personas han perdido su vivienda o se han visto obligadas a desplazarse de sus lugares de origen y buscar refugio en alojamientos provisionales.

La ciudad más afectada ha sido la turística Ilheus, en el litoral sur de Bahía, que concentra la mayor parte de las 430.869 personas que de una u otra forma se han visto afectadas, no solo por la destrucción de casas y negocios, sino también por su aislamiento, sin poder moverse o recibir víveres y medicamentos.

con información de EFE, Reuters y AFP