En el marco de la presentación de un proyecto de Ley sobre Educación Ambiental para promover la sostenibilidad y fomentar un nuevo paradigma de relación con la naturaleza, el INTA tiene a la educación ambiental entre sus prioridades y objetivos de formación, además de la cartera de proyectos.

Así lo demuestra un reciente informe que asegura que, en 2019, cerca de 10 mil niños, niñas, adolescentes, jóvenes y docentes de todo el país participaron de actividades de formación enfocadas en educación ambiental organizadas por el INTA.

En esta línea, Guillermo Priotto, del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, ponderó el rol de la educación ambiental y aseguró: “Se construye mediante proyectos y experiencias. En este sentido, el INTA tiene un rol primordial, formando redes de aprendizajes, dándole continuidad en el tiempo a los procesos, dando lugar a la formación y comunicación”.

Y agregó: “Contribuye, desde el Estado, generando recursos didácticos, espacios de diálogo, brindando lugar a capacitaciones docentes y visitas de alumnos. Con todas las capacidades instaladas que tiene el INTA brinda estas posibilidades para fomentar el contacto con la naturaleza y despertar mayor sensibilidad hacia la casa común”.

Para Laura Medero –coordinadora de la Red de comunicación, divulgación y educación ambiental del INTA–, “la educación ambiental es un campo emergente de la formación cuyo objeto es la relación entre el ambiente y las personas y el diálogo de saberes uno de sus métodos”. Y, desde allí, que se encuadran múltiples proyectos, programas, acciones e iniciativas del INTA que invitan de distintos modos a dialogar entre los conocimientos que genera la institución junto al sector educativo.

“Las relaciones entre sociedad y naturaleza signadas por una variada gama de impactos dan vida y contenido al concepto de Ambiente, siendo necesario un aprendizaje continuo para comprender y actuar en esta compleja interacción de los sistemas naturales y socio-culturales”, aseguró Medero.

En esta línea, destacó: “Hay una serie muy amplia de jornadas, talleres, concursos y eventos que todos los años se pone a disposición de escuelas, jardines, universidades y grupos de docentes para abrir un espacio de diálogo en torno de la educación ambiental”.

“El año pasado se creó la Red Nacional de comunicación, divulgación y educación ambiental en INTA como un dispositivo de fortalecimiento”, indicó Medero. Y subrayó que se trata de un “formato de trabajo colaborativo que en su desarrollo se propone generar conocimientos compartidos, acumular y organizar capacidades e intercambiar y difundir información”.

En este sentido, Medero reconoció que el objetivo general de la Red es “crear conciencia sobre sistemas productivos y territorios sustentables, y su dependencia de sistemas naturales sanos, diversos y resilientes”.

Por su parte, Ana Sonsino –responsable del área de educación y TIC de la Dirección General de Sistemas de Información, Comunicación y Procesos del INTA– coincidió en la importancia de la formación en materia ambiental y se refirió a la herramienta INTA Chicos en la que “se prioriza la temática ambiental por su relevancia para la formación de niñas, niños y adolescentes como actores centrales del cuidado de la naturaleza en tiempo presente y futuro”.

Desde INTA Chicos, Silvia Ceva, expresó: “Se desarrollaron una serie de contenidos lúdicos y educativos en formatos de guías docentes, juegos, libros e infografías, entre otros recursos, que retoman diversos aspectos del tema”. En esta línea, mencionó el juego “Aguacero” –disponible en Play Store– en el que se destaca la importancia de la preservación y el cuidado del agua, de la mano del personaje animado “Gotita”.

Asimismo, Sonsino destacó las guías docentes “Cuidar el ambiente” para nivel inicial y “Recursos Naturales” para el segundo ciclo del nivel primario, disponibles online.

A su vez, están los libros “Bosques ConCiencia” que se refiere al cuidado de los bosques , infografías que presentan contenidos para saber más sobre temáticas ambientales como las energías renovables, o bien sobre el desperdicio de alimentos o sobre los ecosistemas. Además, el cuadernillo “Conociendo a los árboles” permite conocer y cuidar el ambiente.


Fuente Inta Informa