Una red de instituciones nacionales de ciencia y tecnología del país junto al INTA desarrollarán un inventario de agroquímicos en Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe. La investigación generará información que servirá de insumo para gestionar políticas públicas que contribuyan al desarrollo de una producción más sustentable. La iniciativa es financiada por el BID, en el marco del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación mediante la línea de Proyectos Interinstitucionales en Temas Estratégicos (PITEs).

Durante las últimas décadas, la Argentina atravesó un proceso de expansión de su producción agrícola, pasando de sistemas mixtos a agrícolas puros, fundamentalmente en la región pampeana. Este cambio afectó al ambiente, degradó suelos, aumentó la demanda y uso de agroquímicos, incrementó la posibilidad de contaminación de suelos, aguas superficiales y subterráneas, entre otros aspectos.

En este sentido, existe la necesidad de contar con información ordenada, protocolizada y estandarizada sobre la problemática a escala nacional, pero en particular en las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe, principales productoras agrícolas en el país.

“Con el objetivo de realizar una evaluación espacio-temporal de los niveles de agroquímicos en suelos, agua superficial, sedimentos y biota, en diferentes escenarios agroproductivos de la región, se pone en marcha un proyecto interinstitucional que nos brindará información estandarizada sobre los actuales niveles ambientales de agroquímicos, que debería servir como base para generar un sistema de monitoreo a largo plazo”, explicó Silvia Fanny Martens, especialista del INTA Tandil –Buenos Aires– y representante del INTA en el equipo de gestión.

“Para la realización del estudio se contemplarán tanto sistemas extensivos como intensivos, la temporalidad de aplicación, las características ambientales propias de las zonas, y los efectos sobre organismos que forman parte de los ecosistemas terrestres y acuáticos”, señaló Martens, quien es coordinadora de la Plataforma de Gestión de fitosanitarios de INTA.

La información relevada sobre los actuales niveles ambientales de agroquímicos servirá para establecer niveles de uso de plaguicidas que sean sustentables con el ambiente agropecuario.

“Los plaguicidas utilizados para controlar adversidades en la producción agropecuaria, debido a los procesos de erosión y transporte principalmente por escorrentía, infiltración o deriva aérea, pueden alcanzar cuerpos de agua superficiales, adsorberse a sedimentos e ingresar a diferentes niveles tróficos”, expresó Carolina Sasal, especialista del INTA Paraná –Entre Ríos– quien agregó: “Es necesario generar información precisa sobre concentraciones de plaguicidas en matrices ambientales, actualmente la información disponible está dispersa, fue generada en distintos momentos y medida con distintas metodologías de muestreo y análisis”.

“Resulta fundamental generar información ordenada y protocolizada, y obtenida de manera sincrónica sobre niveles de agroquímicos en cuencas de la principal región productora agrícola de nuestro país”, subrayó Sasal.

FUENTE: INTAinforma