Imágenes satelitales revelan que la capa de nieve de la cordillera de los Andes ha retrocedido en numerosos lugares en el transcurso del último año, dejando expuesta la tierra a raíz de un nivel históricamente bajo de nevadas y precipitaciones, informa Reuters.

Las fotografías fueron captadas el 27 de julio de 2020 y el 29 de julio de este año, respectivamente, por el satélite Copernicus Sentinel-3 de la Agencia Espacial Europea (ESA).

Este fenómeno sucede en medio de una sequía que se prolonga ya durante una década y que los expertos atribuyen al calentamiento global. El fenómeno viene acompañado de una precipitada caída en el caudal de ríos en la región.

En palabras de Ricardo Villalba, investigador principal del Instituto Argentino de Nivología, Glaciología y Ciencias Ambientales (IANIGLA), la contracción de glaciares amenaza con afectar el abastecimiento de agua, un recurso vital que algunas comunidades de la región obtienen de las montañas.

Cerca de 14.000 científicos advierten que los signos vitales de la Tierra empeoran a un ritmo «preocupante»
«Aquí estamos viendo un proceso de disminución a largo plazo en precipitaciones, una megasequía», señaló el experto, para añadir que «si miras los niveles de precipitaciones ahora mismo para toda la cordillera [de los Andes], muestran que o bien no ha nevado en absoluto o ha nevado muy poco».

Villalba recordó que en la década de 2000 los glaciares andinos se mantuvieron del mismo tamaño o incluso aumentaron, mientras que ahora se observa un fenómeno opuesto. A tal punto que los centros de esquí en la frontera argentino-chilena, que reabrieron este invierno tras una larga pausa por la pandemia, se ven obligados a transportar nieve o utilizar nieve artificial para cubrir las pistas.

«Los glaciares se encuentran en un proceso de retraimiento muy dramático que es mucho más acelerado de lo que hemos visto antes», precisó el investigador.

Para terminar, el especialista concluyó que «desafortunadamente, esto está pasando en todos los glaciares de la cordillera, y tiene un fuerte vínculo con el proceso del calentamiento global que está afectando a todo el planeta»

FUENTE: RT